Si al reivindicaros feministas, perdéis gente: no habéis perdido amigxs, habéis ganado un espacio libre de machistas