> Coeducación > La educación, instrumento para la conciliación. Coeducar, ahora más que (...)

La educación, instrumento para la conciliación. Coeducar, ahora más que nunca

Jueves 20 de abril de 2006, por Mª Elena Simón Rodríguez

Descargar en formato PDF convertir a PDF  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir


Artículo publicado con la autorización expresa de la autora y de la Asociación La Mujer Construye para Ciudad de Mujeres


Ver en línea : La Mujer Construye

Expliquemos los términos del título:

Educar: Preparar la inteligencia y el carácter de los niños para que vivan en sociedad.

Instrumento (viene de instruir) cualquier cosa o persona de que alguien se sirve para un fin.

Conciliar-“Concertar” Poner de acuerdo o en paz a los que estaban en desacuerdo o lucha. Hacer compatibles cosas no materiales, como dos actitudes o dos ideas. Concertar, armonizar, concordar, coordinar, combinar, compatibilizar. Colocar o relacionar cosas de modo que cooperen todas convenientemente a un resultado o al buen efecto del conjunto.

“Co”.... Expresa compañía, cooperación o participación con otro.

Coeducación ¿Qué no es? ¿Qué es?

¿Ahora más que nunca?

¿Por qué?

EN SOCIEDADES TRADICIONALES:

No hace falta ni escuela mixta ni coeducación, pues se pretende la complementariedad, la división del trabajo, los papeles sociales diferenciados, los espacios segregados, los empleos del tiempo para fines casi opuestos.

SOCIEDADES MODERNAS

Primera fase:

Escuela mixta: las niñas salen de su educación degradada y se incorporan a la escuela generalista, llamada “neutra” pero en realidad masculina: igualitarista, androcéntrica. Las niñas son educadas “como niños”, sin aparente diferencia ni desigualdad, con un currículo unificado que no hace de su inclusión conocimiento, lenguaje, concepto, habilidad o destreza. Simplemente las ignora como seres diferentes pero les abre las puertas y les da títulos.

CONSECUENCIAS ¿Qué ha favorecido?

  • Las chicas obtienen oportunidades de titulación, especialidad, capacitación, etc.., así pueden demostrar que si quieren, pueden y saben.
  • Se socializan en espacios comunes ellas y ellos
  • Educa a las niñas como 2º sexo: las invisibiliza y no les habla a ellas ni de ellas, ni les presenta sujetos mujeres como modelos de conocimiento. Desarrollan con facilidad baja autoestima y a la vez sentido de Igualdad.
  • Da a los chicos razones y espacios para la prepotencia: ellos siempre están nombrados y sobrerrepresentados, todo lo que se enseña tiene que ver con ellos: el hombre es la humanidad. El aprendizaje se hace sólo de una parte: la suya. Es androcéntrico.
  • Exacerba los roles masculinos, pues no establece crítica y por tanto se crece hacia lo más diferencial respecto a las niñas, chicas y mujeres: violencia, dominio, alarde, imposición.
  • Las chicas intentan copiar de lo masculino tanto en su comportamiento como en el trato y modelo social, por ser más prestigioso, pero siguen eligiendo oficios y profesiones clásicas para las mujeres y claudican ante la división del trabajo en función del género.
  • Relaciones contradictorias entre ellas y ellos: colegas, cooperación, contacto continuo, espacios, modos y pautas “masculinos” y femeninos”, rivalidad, parejas violentas, falta de comunicación simétrica.
  • Segunda fase:

    Coeducación: los niños varones aprenden, se impregnan, cooperan con las niñas. Ellas cobran visibilidad e importancia. Desdibuja las relaciones de poder desigual entre los sexos. Se equilibran los conocimientos. Se amplían las posibilidades de elección. Se neutralizan conceptos estereotipados. Se elimina la catalogación superior-inferior. Se aprenden habilidades expresivas, relacionales, domésticas y de cuidado de personas y cosas. Se completan los aprendizajes sesgados. Se abren más posibilidades. Se reconoce el trabajo realizado por mujeres. Se encuentra representación paritaria.

    Esta segunda fase es la que está apuntando como necesidad social, pero no se ha introducido en la escuela. Bajo el espejismo de la Igualdad se esconde una falta de análisis de la realidad que está empezando a perjudicar a la sociedad en su conjunto -no sólo a las mujeres-, por crear alarma social, evidenciar situaciones de injusticia exagerada o complicaciones organizativas.

    Los tres aspectos más relevantes, llamativos y alarmantes de la falta de Coeducación, tanto en las familias como en las escuelas son:

    1. La persistencia de la violencia masculina contra ellos mismos y contra las mujeres.
    2. El bajísimo índice de natalidad, sobrevenido sólo en dos generaciones (1’2/mujer fértil. 0’33/mujer titulada superior)
    3. La imposibilidad de atender a las múltiples tareas que las mujeres tienen adjudicadas, sin crítica ni soluciones de recambio.

    Por tanto, la Coeducación será un cierto remedio y alivio para prevenir y tratar de evitar la violencia masculina (el 90% de la registrada), para conseguir el apoyo y reconocimiento para una maternidad, una paternidad y una crianza dignas, elegidas y en buenas condiciones, y la tan ansiada armonización de los distintos aspectos de la vida humana, que van mucho más allá del raquítico concepto de conciliación de la vida familiar y laboral, pues estos aspectos abarcan para los seres humanos actuales muchos más ámbitos, como pueden ser los relacionales, culturales, recreativos, de diversión, juego, estética, promoción de salud, cultivo de aficiones y gustos o simple contemplación.

    ¿acaso la conciliación de la vida familiar y laboral es sólo cosa de mujeres (primero familiar, luego laboral) y por eso prospera tan lentamente la responsabilidad de los hombres a este respecto?

    ¿Nos hemos parado a pensar por qué se ha dado en llamar así?

    ¿Para cuándo la Coeducación, la Corresponsabilidad, y la Cooperación entre mujeres y hombres?

    ¿Recordamos lo que quería decir el prefijo “co”...?

    TODA LA SOCIEDAD ES RESPONSABLE, TODAS LAS PERSONAS Y TODAS LAS INSTITUCIONES TIENEN UN PAPEL EN ESTA TRANSFORMACIÓN, PERO SOBRE TODO LOS HOMBRES, QUE TODAVÍA DOMINAN LOS PODERES Y NO SE HAN IMPLICADO APENAS EN LAS NOBLES Y NECESARIAS TAREAS DE CRIANZA, EDUCACIÓN Y ATENCIÓN CONTINUA Y PERSONALIZADA, COMO PROPIA CONTRIBUCIÓN A LA CALIDAD DE VIDA DE SUS SERES QUERIDOS.


    Palabras clave


    mieux vu avec Firefox