Mujeres en ...Artes, Ciencias, Letras, Cine, Música; Filosofía, Matematicas, Fotografía, Deporte,...

 info@ciudaddemujeres.com

webmistress@ciudaddemujeres.com

 

Ciudad de Mujeres

 

Principal Clasificación Alfabética Clasificación Temática

...en la Danza

Pina Bausch

(Alemania 1940 -)

 

Philippine Bausch, llamada Pina, nace en Solingen (Alemania) en 1940.

Tras formarse con Jurt Jooss en Alemania y pasar una temporada en la Juilliard School de Nueva York, vuelve a su país y comienza a trabajar en el hoy mítico Tanztheater de Wuppertal, que dirige desde 1973. Allí, muy pronto se convertirá en la creadora de ese rico y extremadamente complejo territorio que se ha denominado Teatro-Danza.
Observadora nata desde niña, actúa impulsada por un afán de contar lo que sucede a su alrededor y, para ello, como otros artistas de diferentes campos, comienza por rechazar el concepto de “cuerpo ideal” para mostrar una realidad heterogénea en la que el movimiento adquiere un enorme poder trasgresor.
 

       

De su mano y del trabajo de sus bailarines han surgido piezas tan emblemáticas como Ifigenia en Táuride, Café Müller, Arien, 1980, Kontakthofy muchas otras, tan discutidas como admiradas en todo el mundo.

 

Del mismo modo, su carácter trashumante y su enorme curiosidad por las diferentes formas de vida la han llevado, desde los años 80, a realizar distintas “residencias” en algunas de las grandes capitales del mundo actual. Tras una estancia de dos meses con todos sus bailarines en la ciudad elegida, siempre surge un nuevo espectáculo que no tiene por qué estar directamente relacionado con la ciudad pero que, sin duda, sale a la luz empapado de todas sus esencias. Roma, Palermo, Madrid, Lisboa, Estambul o Hong Kong han sido algunas de sus sedes.

 

Todas sus obras han sido realizadas casi siempre con la ayuda de más de veinte bailarines y bailarinas,  de  diferentes  razas  y  países,  que,  siguiendo  el  peculiar método de trabajo de la

           

directora, se implican con sus propios miedos, sus propios deseos, sus complejos y, en suma, con su propia vulnerabilidad. Esto lleva a la utilización de toda la gestualidad del comportamiento cotidiano, tanto en lo íntimo como en lo social; un aluvión de gestos físicos y emocionales que la sabia mano de la Bausch recicla y reintegra en composiciones llenas de originalidad, de ternura, de irónica crueldad  y,  sobre  todo,  de  un  vivo

humanismo que la sigue manteniendo entre las grandes creadoras del arte actual.

 

Entre sus temas más recurrentes se encuentra el deseo de las personas de ser amadas: “Todo lo que hacemos para que nos quieran”.

En resumidas cuentas, sus obras se valen de unos estereotipos del comportamiento humano que la artista plantea en forma de preguntas cuyas respuestas quedan siempre abiertas a las mil interpretaciones de los espectadores y espectadoras.

Como ella misma afirma, “todos somos distintos. Seguro que hay muchos niveles posibles de ser mujer y muchos de ser hombre así como muchos ámbitos en los que ambos se unen, pero siempre he atendido mucho más a la persona”.
 

No cabe duda, sin embargo, de que ese poner en el centro a la persona, sin apriorismos de ningún tipo, esa posibilidad que le ha dado a los bailarines y bailarinas para que muestren -de forma artística, naturalmente, mas no por ello con menos sinceridad-, sus sentimientos, sus experiencias, sus crisis y sus problemas de relación con los y las demás, constituye una enorme aportación a este camino fatigoso y lleno de obstáculos que debe llevarnos hacia la igualdad (que no hacia la homologación) de la sociedad contemporánea.

Hoy se encuentra retirada de la danza activa, salvo excepciones como su participación con el cineasta Almodóvar en la película “Hable con ella”.

 

 

 
 

Principal Clasificación Temática Ciudad de Mujeres

Ultima actualización: 03/01/2007